Ventajas de las cerraduras de sobreponer

Los sistemas de cerrajería deben adaptarse a cada circunstancia, para detener intentos de robo muy variados y en distintos accesos. Los especialistas en cerrajería le informan sobre la características de cada sistema. Por ejemplo, las ventajas de las cerraduras de sobreponer son lo bastante interesantes como para que se conviertan en un sistema factible para gran número de accesos. Este tipo de cerraduras pueden ser instaladas por dos motivos principales: uno de ellos el complemento a otros sistemas de cerrajería, y en otras ocasiones se monta como único componente, aunque en este caso suele ir dotado de mecanismos especiales de protección.

Las ventajas de las cerraduras de sobreponer se producen sobre todo por su cualidad en cuanto a disposición. Están ancladas en la zona interior de la puerta, por la parte de dentro, y así a los ladrones les es imposible manipularlas. Las cerraduras de sobreponer multipunto ofrecen sistemas complementarios para que la protección sea la máxima: puntos de cierre extra, escudos y cilindros de máxima seguridad...

Entre las alternativas a las cerraduras de sobreponer están las de embutir, que como hemos indicado son en algunas ocasiones complementarias para las sobrepuestas. Cada sistema de cerrajería debe adaptarse a un acceso en concreto, y de ello se encargan maestros cerrajeros que llevan a cabo las tareas más específicas y personalizadas.

Las cerraduras de sobreponer anti ladrones, así como otros sistemas dedicados a evitar entradas fraudulentas, han de ser siempre empotrados, anclados y ajustados por maestros cerrajeros. Los montajes no deben realizarse de cualquier manera, sino bajo estándares de seguridad específicos respecto a cerrajería anti ladrones. Con componentes bien montados, los usuarios evitan entradas fraudulentas con métodos con el del bumping, la palanca, la extracción, la tarjeta, la ganzúa y otras muchas técnicas que pueden desestabilizar los sistemas de cerrajería, propiciando el movimiento de los pistones y otros elementos que guardan la protección del conjunto.