Técnicas que los ladrones emplean para robar en casa

Los ladrones emplean diversas técnicas para robar en viviendas de todo tipo... en casas que no siempre se hallan protegidas como merecen. Las técnicas que los ladrones emplean para robar en casa, pueden ser tanto violentas como habilidosas.

En el caso de que se trate de procedimientos violentos, hay que detenerlos con materiales de gran resistencia y preparados para parar la palanca, el taladro y otros procedimientos invasivos. Uno de los métodos favoritos de robo de los ladrones es el de la palanca. En este caso se aprovechan de puertas que están mal protegidas. Para detener la palanca, es necesario montar puertas de calidad, sean acorazadas o blindadas. Los metales ultra resistentes hacen que las palancas no puedan hacer nada contra las puertas ni las cerraduras.

También los ladrones utilizan la técnica del taladro, mediante el cual horadan en algunas partes del sistema de cerrajería para deshacerse de la seguridad. Para evitarlo, se aconseja la inclusión de escudos anti taladro y placas protectoras.

Sin embargo, las técnicas más peligrosas que emplean los ladrones para robar en casas, suelen ser las menos invasivas. Es el caso del bumping o el impresioning. Con el método del bumping, se pueden deshacer cerraduras con un procedimiento fácil y efectivo.

Para servirse del método del bumping, se emplea simplemente una llave preparada y un martillo con el cual se golpea la llave que se inserta en el ojo de la cerradura. Por su parte, con el impresioning los ladrones crean en ese mismo momento una copia de llave sin que tengan que tener otra en su poder. Lo logran realizando un molde con papel metalizado en la propia cerradura. Aunque este método de robo, no es utilizado por todos los ladrones por su complicación, es especialmente peligroso y debe ser evitado mediante la inclusión de cerraduras electrónicas.